Un nuevo acuerdo fiscal para el Paraguay

Qué y cómo llevar adelante una reforma para lograr un acuerdo fiscal óptimo es el tema que explora el libro “Caminos para la Reforma: Estrategia Política de un Acuerdo Fiscal“, de la Corporación de Estudios para Latino América CIEPLAN, donde Dionisio Borda y Manuel Caballero contribuyen con un capítulo dedicado al estudio del caso paraguayo. Bajo el título “Paraguay: Hacia un nuevo acuerdo“, los analistas presentan una descripción del contexto social, económico e institucional del país, proponen un nuevo pacto fiscal y dan pautas de cómo llegar a dicho acuerdo: más recursos tributarios, mayor equidad impositiva, reducción de la evasión y una mayor responsabilidad en el gasto público.

Según Borda y Caballero, el sistema tributario de Paraguay se caracteriza por una baja presión tributaria -compensada por ingresos no tributarios provenientes principalmente de la renta de las hidroeléctricas-, la elevada incidencia de los impuestos indirectos, la inequidad tributaria, y una alta elusión y evasión impositiva.

El arreglo fiscal se explica por la desigualdad en la distribución de la riqueza, de la tierra y de los ingresos, la escasa tradición democrática, el círculo vicioso del Estado débil, corrupto e ineficiente, y el contexto en que se desarrolló dicho arreglo. En vista a un nuevo acuerdo, los analistas proponen una serie de recomendaciones. Para generar mayores recursos tributarios, sugieren incrementar la contribución del sector agropecuario, del sector financiero y disminuir la evasión. En cuanto a la equidad impositiva, proponen aumentar los impuestos directos y una mejor distribución de la carga tributaria entre sectores. Con respecto al uso de los recursos plantean un acuerdo político entre el Ejecutivo y el Legislativo sobre responsabilidad fiscal y un compromiso del gobierno en una mejor administración del gasto.

Solo así se podrá romper con el círculo vicioso de un Estado débil, aquejado por la corrupción, la escasez de recursos y políticas públicas de baja calidad, explican. Según los analistas, la condición necesaria para la aprobación e implementación de la reforma tributaria consiste en armonizar los aspectos técnicos, políticos y comunicacionales. Se dan actualmente las condiciones técnicas para una reforma. “Existe una creciente demanda ciudadana de más recursos para financiar políticas públicas que atiendan los antiguos requerimientos sociales y las nuevas necesidades, frutos del mayor desarrollo reciente» comentan.

También existen condiciones políticas para la reforma. Se tiene un gobierno recién electo (2013-2018), con mayoría propia en la Cámara de Diputados y posición muy favorable en la Cámara de Senadores. Otro aspecto importante para la reforma lo constituye el proceso de comunicación y negociación. “Es crucial que el gobierno transmita la idea de que se buscará que sectores que no están contribuyendo suficientemente contribuyan más“, afirman. Teniendo en cuenta estos aspectos, sostienen que este acuerdo es posible para avanzar hacia una nueva reforma que permita mayores recursos y mayor equidad en la sociedad.

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *