Página 138 - El Sistema de Pensiones de Paraguay

Versión de HTML Básico

138
EL SISTEMA
DE
PENSIONES
DE
Paraguay
das o incentivos perversos por parte de los trabajadores y empleadores
69
.
Un sistema voluntario sería menos eficiente, pues sería más costoso, por
los problemas antes mencionados
70
. Así, un esquema obligatorio puede
eliminar la selección adversa, porque todos estarán obligados a participar
de ella, lo cual asegura la heterogeneidad de la población cubierta.
En general, para Barr y Diamond (2009), el Estado es un participante esen-
cial en cualquier sistema de pensiones. Es un error fundamental considerar
que al introducir a entidades privadas como administradoras de un sistema
obligatorio, se deja de lado al Estado. Dadas las imperfecciones de mer-
cado, los esquemas totalmente privados para el aseguramiento y la sua-
vización del consumo, no existirían o serían ineficientes. El Gobierno tiene
un rol crítico en hacer cumplir el compromiso de contribuir al sistema, en
regular y supervisar tanto el sistema de pensiones como el sistema finan-
ciero y mantener la estabilidad macroeconómica. Su intervención provee
de ciertas garantías para el funcionamiento del sistema. Bovenberg y Ewijk
(2011) afirman que una inversión de ciclo de vida óptima – la función más
importante de un sistema de pensiones – involucra intercambios de ries-
gos entre generaciones de jóvenes y viejos. Los mercados financieros sólo
pueden lograr parcialmente este objetivo, por lo que es necesaria la labor
del gobierno para que la distribución intergeneracional sea óptima.
69
Lo que se conoce como selección adversa y riesgo moral. Habría selección ad-
versa si la población asegurada exhibe altos riesgos similares, como cuando
en un sistema de salud, los únicos que se afilian son aquellos que están enfer-
mos, lo cual implica una selección adversa a la sostenibilidad del sistema. Existe
riesgo moral cuando por la forma en que está configurado el sistema existen
incentivos a comportarse de una manera que implica correr mayores riesgos.
70
Por ejemplo, el sistema mostraría un sesgo hacia aquellos participantes con
expectativas de vida larga (siempre suponen eso), lo cual haría al sistema más
costoso.