Página 113 - Cadenas de Valor y Pequeña Producción Agrícola en el Paragua

Versión de HTML Básico

113
CADENAS DE VALOR Y PEQUEÑA PRODUCCIÓN AGRÍCOLA EN EL
PARAGUAY
sarrollar de forma integrada una cadena productiva: una fábrica ya en fun-
cionamiento, un mercado creciente para el etanol, y capacidades administra-
tivas y financieras a fin de incentivar, de forma ordenada, el aumento de la
producción primaria.
La estrategia preferencial para el desarrollo de pequeños productores con-
sistiría en vincular a los mismos a proyectos dentro de las cooperativas o
empresas privadas. La escala mayor de estos tipos de emprendimientos in-
dustriales permite, a los productores, acceder a mercados dinámicos y esta-
bles, recursos de capital adecuados, y recursos humanos capacitados. A su
vez, esto permite que estas industrias manejen inversiones y créditos a largo
plazo y mantengan mayor eficiencia en el suministro de materias primas y la
operación de las plantas de procesamiento.
Como segunda opción, se podría establecer programas para mejorar las
capacidades administrativas y gerenciales de las pequeñas fábricas artesa-
nales. Por ejemplo, en Itapúa hay una concentración de este tipo de em-
prendimientos y donde casi todos funcionan por debajo de su capacidad
instalada. Estas fábricas se podrían unir bajo una asociación que luego
contrataría a gerentes profesionales para administrar el proceso de plani-
ficación, producción, procesamiento y comercialización, optimizando el
uso de los recursos humanos y llegando a volúmenes de producción y co-
mercialización mayores.
Potencialidad de Cadenas de Valor de Mandioca
El derivado principal de la mandioca es el almidón, que a su vez es un insu-
mo ubicuo para el procesamiento de alimentos, la fabricación de papel, la
industria farmacéutica, y varias otras industrias. Se produce a partir de una
gran variedad de fuentes en diferentes partes del mundo. Sin embargo el
maíz, el trigo y la papa, son las fuentes principales de almidones industriales,
y representaron respectivamente el 83%, 9% y el 6% de las materias primas